Descubrir nuestra propia fortaleza

La resiliencia es la capacidad de sobreponernos a una crisis, desarrollando así una adaptación saludable y funcional y generando nuevas habilidades personales que nos permiten hacerle frente a situaciones nuevas. La crisis en sí tiene dos elementos: genera un cambio, pero también genera una oportunidad.

De hecho, las mejores lecciones de vida surgen después de una crisis. Piensa en tu vida y algún aprendizaje que has tenido que hasta ahora te ha sido de utilidad, te darás cuenta que ese aprendizaje surgió a partir de una “crisis” o como muchas veces le llamamos un “problema”. En muchas ocasiones, las personas que han pasado por situaciones de crisis extrema han incluso planteado que en su vida hubo en crecimiento a partir de esa situación.

Al inicio de una crisis todos somos “víctimas” de la situación, sin embargo, tenemos dos opciones: mantenernos en ese estado, o convertirnos en sobrevivientes y así generar resiliencia.

La mejor forma de convertirnos en resilientes es identificar las fortalezas que aún tenemos, las habilidades que nos siguen permitiendo funcionar. En momentos críticos e inesperados es posible que se nos dificulte identificar dichas fortalezas, y podemos percibirnos como indefensos. Sin embargo, cada uno de nosotros tiene habilidades y virtudes que nos mantienen fuertes a pesar de la crisis. ¿De que forma podremos identificar nuestras fortalezas, de donde viene nuestra fuerza de resiliencia y cómo podemos fomentarla?

Si te gustaría aprender mucho más sobre cómo encontrar nuestras fortalezas individuales para avanzar, te invitamos a que te registres

Registrate para nuestra serie de conferencias

Del 12 al 19 de Junio 2021

¡No te pierdas ningún evento!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.